Ante todo revisa tu contrato y convenio a través de tu vida laboral, casi todos los contratos suelen estar en
fraude de ley y muchos mienten respecto verdadero modelo con el que te dan de alta. Cuando tengas
todos los datos denuncia no tienes nada a perder y mucho a ganar.
Los contratos están codificados, para saber cual es modelo de contrato con el que te han dado de alta
puedes buscarlo en:
https://www.seg-social.es/wps/wcm/connect/wss/53104a0c-a484-4728-948f-7355385cf99d/T19-
Clave+de+Contrato+de+trabajo.pdf?MOD=AJPERES&CVID=

En caso de duda consultanos.


Clasificación general de los contratos
En la guía de contratos publicada el SEPE se dan cuatro tipos de contratos laborales:
Contrato de trabajo indefinido.
Contratos de trabajo temporales.
Contrato para la formación y aprendizaje.
Contrato en prácticas.

Enlace

En todos los casos una vez formalizado el contrato, la empresa tiene un plazo de 10 días para comunicar
al SEPE la contratación.


Contrato de trabajo indefinido
La duración del contrato será por tiempo ininterrumpido, sin que exista un plazo para la finalización del
mismo. Estos pueden ser a tiempo completo o a tiempo parcial o para la prestación de servicios (fijos
discontinuos); dicho contrato que puede realizarse a cualquier trabajador español o extranjero legal en
España. La jornada establecida en el contrato deberá ser la establecida en el convenio colectivo aplicable, no
pudiendo exceder de 40 horas semanales. Este tipo de contrato indefinido, se puede celebrar por escrito, o bien, de forma verbal (de palabra entre las partes). Ahora bien, hay contratos que obligatoriamente deben celebrarse por escrito por ejemplo: contrato a tiempo parcial, fijo-discontinuo, trabajador a distancia o incapacitado…
En estos casos, se incluirán cláusulas específicas, si no se formaliza por escrito, se considera celebrado
por tiempo indefinido y a jornada completa, salvo que se acredite que es temporal.


Contrato de trabajo temporal
La empresa deberá justificar la causa del contrato temporal y si el uso de contrato temporal es
injustificado el mismo pasará a ser un contrato laboral indefinido. El trabajador es contratado por un periodo de tiempo y para una actividad concreta, en el contrato ha de figurar la duración del contrato y la actividad concreta a que se dedicará el trabajador. El contrato puede ser a jornada completa o jornada parcial. Estos contratos ha de ser por escrito a no ser que la duración del contrato sea inferior a cuatro semanas y a jornada completa. Hay supuestos en los que el contrato se ha de formalizar por escrito contrato de relevo contrato para obra y servicio determinado, entre otros. Si, cuando es obligatorio el contrato por escrito, se realiza de forma verbal, el contrato se considerará
como contrato laboral a tiempo indefinido y a jornada completa, salvo prueba en contrario.

Contrato para la formación y el aprendizaje
Este tipo de contrato se hará a personas entre 16 y 25 años sin cualificación profesional. Cuando la
persona tenga una discapacidad no se aplica el límite de edad. El contrato de formación se realiza siempre a jornada completa. El trabajador deberá alternar el trabajo retribuido en una empresa, con el aprendizaje en un centro
formativo o en la propia empresa. El primer año el 75% será de trabajo efectivo, y el 25% se dedica a formación teórica. El segundo y tercer año, será un 85% de trabajo, y 15% de formación. El contrato para la formación y aprendizaje tendrá una duración mínima de 1 año y máxima de 3 años. El convenio colectivo que afecte podrá establecer otra duración no inferior a 6 meses ni superior a 3 años. Este contrato se podrá prorrogar, hasta dos veces, con una duración mínima de 6 meses cada prórroga, cuando la duración total no supere el máximo legal (3 años) o el fijado en convenio colectivo. Antes de la contratación, el SEPE deberá autorizar el inicio de la actividad formativa.
El contrato será por escrito en los modelos oficiales establecidos por el SEPE. Contrato en prácticas
Este tipo de contrato se utilizará para que el trabajador adquiera práctica profesional según los estudios
realizados. Se realizará este contrato a:
• El trabajador contratado tenga un título universitario, título de formación profesional o certificado
de profesionalidad.
No hayan transcurrido más de 5 años, o 7 años si el trabajador tiene discapacidad, desde la
finalización de los estudios. El contrato en prácticas tendrá una duración mínima de 6 meses y máxima de 2 años. El convenio colectivo podrá establecer otra duración dentro de estos límites. Se podrán hacer hasta dos prorrogas si el contrato de inferior a dos años, con una duración mínima de seis meses. El contrato deberá hacerse por escrito, haciendo constar la titulación del trabajador, la duración y el trabajo a desempeñar. La retribución del trabajador será la fijada en convenio colectivo para los trabajadores en prácticas, sin que, en su defecto, pueda ser inferior al 60 o al 75 por 100 durante el primero o el segundo año de vigencia del contrato, respectivamente, del salario fijado en convenio para un trabajador que desempeñe el mismo o equivalente puesto de trabajo. El contrato de trabajo en prácticas puede ser a jornada completa o a tiempo parcial. Los contratos en prácticas y para la formación se considerarán prorrogados tácitamente como contratos ordinarios por tiempo indefinido, salvo prueba en contrario que acredite la naturaleza temporal de la prestación, si el trabajador continuara prestando servicios tras haberse agotado la duración máxima del contrato y no hubiera mediado denuncia expresa. Se presumirán celebrados por tiempo indefinido: los contratos en prácticas cuando no se hubiesen observado las exigencias de formalización escrita
los trabajadores en prácticas que no hubiesen sido dados de alta en la Seguridad Social, una vez transcurrido un plazo igual al que legalmente se hubiera podido fijar para el período de prueba, salvo que de la propia naturaleza de las actividades o de los servicios contratados se deduzca claramente la duración temporal de los mismos.


Contratos de trabajo a tiempo parcial
La jornada de trabajo será inferior a la jornada establecida en el convenio colectivo aplicable. Aquí
aparecen las llamadas horas complementarias (que solo se podrán realizar si el trabajador tiene un
contrato de duración indefinida, deben constar por escrito en el modelo oficial del contrato en el inicio de
la relación laboral o por escrito y previo pacto con el trabajador): Se podrá complementar la jornada de trabajo con horas complementarias. Siendo el máximo de horas complementarias el 15 % de la jornada establecida en el contrato,
salvo pacto en convenio colectivo, que nunca podrá exceder del 60 % de la jornada del contrato o de la
jornada máxima anual. El resto de las horas que realice el trabajador serán consideradas horas extraordinarias.


Voy a firmar un contrato nuevo. ¿En qué debo fijarme? ¿Cómo sé que es legal?
Los contratos de trabajo se regulan por el estatuto de los trabajadores y por el convenio colectivo de
aplicación. Sobre los asuntos que no estén específicamente regulados en esas dos normas de aplicación, se
pueden establecer las particularidades que ambas partes consideren (siempre que no sean contrarias a la
ley), y al firmarlo ambas partes están expresando su consentimiento con ellas. Así que antes de firmar tu contrato debes saber cuál es tu convenio de aplicación (tiene que venir reflejado en el contrato, habitualmente en la cláusula séptima. Y si no tienes convenio colectivo, puede ser así por el sector en el que vayas a trabajar, debe venir indicado que se regula por el estatuto de trabajo), para en él consultar si son correctos aspectos como: • Tu categoría profesional (según las tareas que vayas a desempeñar, tu experiencia y titulaciones previas, deben colocarte en un grupo profesional u otro según lo recogido en el convenio).
• El salario establecido (en los convenios suele venir recogido en el anexo las tablas salariales
anuales según la categoría profesional).
• Los días de vacaciones.
• El tiempo de periodo de prueba.
Un truco para buscar en el convenio es descargártelo en PDF, y pulsar Ctrl + F. se abrirá un cuadro de
diálogo en la esquina superior derecha en el que podrás escribir la palabra concreta que estás buscando,
por ejemplo: “jornada”, “salario”, “vacaciones”. De todas formas, una vez firmes tu contrato, no pierdes
el derecho a reclamarlo de manera posterior si se detecta alguna irregularidad.


Estoy trabajando pero no tengo copia del contrato. ¿Qué puedo hacer?
Según el artículo 8.5 del ET “Cuando la relación laboral sea de duración superior a cuatro semanas, el
empresario tiene que informar por escrito al trabajador, en los plazos y términos que se establezcan
reglamentariamente, sobre los elementos esenciales del contrato y las principales condiciones de
ejecución de la prestación laboral, si estos elementos y condiciones no figuran en el contrato de trabajo
normalizado por escrito“, por lo tanto, es obligación del empresario el facilitar al trabajador por escrito la
información relativa a las condiciones esenciales de su trabajo y muy especialmente, las relativas al
salario, carácter indefinido o temporal del contrato, jornada y horario.
El no cumplimiento de este deber da lugar a la infracción que prevé el artículo 6.4 del RDL 5/2000. Por lo
tanto, el más adecuado sería la presentación de denuncia a la Inspección de Trabajo.
Con independencia de esto, es posible obtener la copia del contrato en los servicios públicos de trabajo.
Muy importante: a menudo los trabajadores firman una copia del contrato que queda en poder del
empresario y así mismo, un documento en el cual se declara haber recibido información sobre los
elementos esenciales del contrato. En este caso, el empresario podrá quedar eximido de responsabilidad.
En consecuencia, es de mayor interés obtener copia del contrato al iniciar la relación laboral.
Una vez dicho el anterior no te preocupe demasiado tener el contrato puede estar viciado, lo que cuenta es
lo que figura en la vida laboral.


Estoy contratado a tiempo parcial y sin embargo trabajo muchas más horas de las pactadas. Qué
puedo hacer?

Según el artículo 12.4.a del ET “Lo contrate, conforme el que dispone el apartado 2 del artículo 8 de esta
ley, se tiene que formalizar necesariamente por escrito, en el modelo que se establezca. En el contrato
tiene que figurar el número de horas ordinarias de trabajo en el día, en la semana, en el mes o en el año
contratadas y su distribución “.
Es decir, en el contrato tiene que figurar la distribución horaria. La mejor manera de reaccionar ante este
comportamiento ilegal de los empresarios es denunciar el hecho a la Inspección de Trabajo. Hay que tener
presente que el trabajar fuera de la jornada pactada constituye infracción, según el que prevé el artículo
7.5 del RDL 5/2000 sobre infracciones y sanciones en la orden social. Es importante que en la denuncia
se haga constar el horario pactado y cuántas horas son las que se realizan fuera de este horario y qué días
de la semana, de forma que cuando la Inspección se presente en el centro de trabajo, el trabajador se
encuentre trabajando en un horario no previsto en el contrato.
Recordar el que hemos dicho al apartado contratos a tiempo parcial de las horas complementarias.